Páginas

viernes, 8 de abril de 2011

Lo mediocre hecho palabra.

Antes de salir, afinaré mis guitarras y las estrujaré hasta el hartazgo. Le daré mi música a al baile de los otros, para no bailarla, apenas escucharla. Y los restantes ausentes en esta sala serán testigos de que para salir, hay que romper las puertas con el cuerpo.

No hay comentarios: