Páginas

sábado, 21 de mayo de 2011

Letra de "Heloísa", de Tótem

 Un tema de la banda uruguaya Tótem, integrada en sus comienzos por Rubén Rada en percusión y voz, Mario Cabral en percusión, Eduardo Useta y Enrique Rey en guitarra, Roberto Galletti en batería y Daniel Lagarde en bajo. La escribí puesto que no hubo manera de ubicarla fácilmente en Google. Hay un video subido a youtube (el que aparece a continuación, de astrodelosdiscos, en donde está escrita como "Eloísa", lo que quizá haya entorpecido mi búqueda.
En fin, no más cháchara al asunto. Luego de "Orejas" aparece "Heloísa", la calidad de sonido es óptima.




"Heloísa"

¿Dónde está Heloísa?
¿Dónde está?
¿Dónde está su risa?
¿Dónde está?

No, no hay nada que la detenga
si ella quiere en el Sol jugar.
Ríe, canta, divaga y sueña
Se alucina y flota en el mar.

¿Dónde está Heloísa?
¿Dónde está?
¿Dónde está su risa?
¿Dónde está?

Hace tiempo se fue Heloísa,
ya debiera de estar acá.
Tal vez siga en su largo viaje
o quizá no regrese más.

Esperaré en mi ventana.
Esperaré en la mañana.

¿Dónde está Heloísa?
¿Dónde está?
¿Dónde está su risa?
¿Dónde está?

viernes, 20 de mayo de 2011

Liquidación de palabras - ¿Y qué es la verdad?

Uno presupone -o solía presuponer- que la verdad es el producto de una cualidad que comparte el hombre con los animales (considerando a los animales como seres puros, víctimas de pulsos instintivos que no mienten). Solían decir las madres de antaño que "decir la Verdad es lo correcto". Era, según ellas, una de las tres patas del trípode de la felicidad y la plenitud, cuyas otras dos patas eran la honestidad y la bondad en los actos. Fue con la Verdad como herramienta, que muchos padres, tíos, abuelos y maestros, intimaban a sus hijos, sobrinos, nietos y alumnos, a confesar sus traspiés, sus travesuras. Y la mentira, enemiga mortal de la Verdad, era brutalmente condenada. Era la mentira el mal, concepto forjado por milenios de manipulación de los hombres.
Habiéndome introducido en la Verdad incuestionable, inocultable, se me aparece ahora el auge de la manipulación de aquella Verdad Divina e inescrutable.
Quiero plantearme las siguientes incógnitas. Basándome en que, debido a la crisis a nivel mundial de los dogmas religiosos, podemos pensar que dios, como única fuente de Verdad, murió súbitamente en un canal de televisión:
- Si dios ya "pasó a mejor vida", ha de existir otra fuente de verdad, porque sin verdad no hay poder. ¿Y si es el hombre el padre de la verdad ahora? Puedo preguntarle a la pregunta "Si el hombre ha sido desde siempre el creador de la Verdad ¿Entonces dios fue inventado por el hombre para decir "dios es Verdad"?
- Hasta acá el hombre sería la única fuente de verdad. Pero al haber más de un hombre, más de una subjetividad ¿No estaré experimentando, no una fragmentación de la vieja madre Verdad, sino la proliferación de otras nuevas verdades, hijas desvirtuadas de la antigua?
- Al no existir una única verdad ¿Estaré en lo cierto si dijéramos que es imposible postular a una verdad de tantas como la única valedera?
- Con tantas verdades pululando y suprimiéndose ¿Soy el dueño de la Verdad al decir que la Verdad se murió debido a las naturales cuestiones matemáticas que explican que uno menos uno es cero?

sábado, 14 de mayo de 2011

Algún extrañar abstracto.

Caminando por la Avenida, me encontré con Jorge, viejo niño, infatigable harapiento, un milenario enemigo del tiempo. Me comentó sus innumerables peripecias mentales. El es un ermitaño cosmopolita, siempre armando visitas guiadas por él y para él, en su habitación. Desde que lo conozco ha vivido toda su vida tratando de sobrellevar los años que lleva respirando. "No me arrojaron a la vida: directamente dejaron que la vida me atrapara y echara a volar conmigo a cuestas", me dijo alguna vez. No hubo (ni habrá, pareciera) manera de hacer que se suba al lomo de la vida.
Lo noté cabizbajo. Al momento de mirarme, parecía que podía mirar a través de mí, a través de todo. Así me pude dar cuenta, mientras platicábamos, de que por mucho que mirara, no veía nada. Le pregunté qué lo había puesto tan melancólico, qué hizo de su vida, qué fue de su musa. Se limitó a contestar sobre ella, a su criterio porque sólo la musa lo podía hacer  sentir fragmentado, pero hacer sentir al fin.
"El tiempo ha estado castigando y condenando a la nebulosa, a aquella estatua de cuarzo en la que se vislumbraba la figura solitaria, otrora impertérrita, de la musa. A uno lo frustra empezar a olvidar a quién se extraña, a qué partes del quién. Pero es aún peor extrañar a quien no tiene rostro. Porque, en definitiva, no hay fotografía que se resista a que las agujas la horaden.
No estoy en condiciones de extrañar partes de su cuerpo. Sí lo hice no tengo dudas de ello. Mas es otro el objeto de la nostalgia: el querer sentir una vez más su carne atada a su ropa, su presencia fusionada por un siempre escaso tiempo a la mía. Y doy por sentado de que si así fuera, si pudiera volver a percibir su alma en mis inmediaciones, sería tan milagroso como cuando sucedió por primera vez.
No hay preocupación en mí. Resignarse no implica preocuparse, todo lo contrario. Es, no obstante, desesperante haber olvidado el rostro de la soledad y precisar salir de ella para recordarla. Lamento profundamente haber sido un fantasma entrañable, una caricatura para ella. Pero me llevé su boca y su cintura, tiene que pedírmelas si quiere volver a ser querida".

miércoles, 11 de mayo de 2011

Inconsistente.

La locura me trajo hasta el vaso de esmeralda.
Por colisión de sus intereses y mis deseos
fui atropellado por su boca y mi ser,
para luego ser asistido por recuerdos de limón.

Si su felicidad consiste en especular,
ha hecho entonces un negocio con mi carne.
Y así me transformé en carnero,
mancillado por el yuyo que lo envenena.

martes, 10 de mayo de 2011

Deseo.

Mi deseo tiene el afán de verte paralela a él.

domingo, 8 de mayo de 2011

Desvarío II

¿Qué pasa con la vida de quienes no han experimentado casualidades que debiera perpetrar el benévolo y celestino destino?

sábado, 7 de mayo de 2011

La noche que llama.

Noche que es suplicio para los sueños que trae la memoria;
Noche que dobla, noche que trasciende;
Noche que es sal en el estigma;
Noche que ilumina con luz tenue sin lua;
Noche que es castigo para el reo de la nostalgia;
Noche que incinera papel, arena y vidrio;
Noche que es evento intempestivo para la paz;
Noche que es pan y circo para sus labios;

Noche, cúmulo de oscuridad;

No.

Saberse Provisorio.

Soy un ser provisorio.
Me supe provisorio en una noche de sal
y noté mi existencia eligiendo abandonar a dios.

Soy un ser insípido.
Me enamoré de un beso de sal
y la desolación arrancó la Luna de mi noche.

Soy muchos hombres en el panóptico.
Me supe muchos hombres en una noche de anacoretas.
Me contradigo echándole sal a mi pluralidad.

Soy un libro de una página,
con su beso por dedicatoria
su desdén por tapa y su ausencia por editorial.

viernes, 6 de mayo de 2011

Sentencias desnudas de sesos.

No espero más que destrucción, de la intención de demoler la nostalgia.

Mi soledad  sólo conoce mis besos.

Mi máquina del tiempo.

Mi máquina del tiempo es pequeña,
tiene la esencia de la muerte.

Mi máquina del tiempo es liviana,
puedo llevarla a donde quiera.

Mi máquina del tiempo es perfecta,
en tanto no se acabe por el malgastar.

Mi máquina del tiempo  es útil,
cambia las estrellas por la niebla.

Mi máquina anestésica es un placebo,
es aire de hoy, veneno del mañana.

Mi máquina del tiempo es invaluable,
me transporta al summun del carmín.

Brisa benefactora.

Tengo la angustia de saber
que la brisa no quiere tocarme.
Me hago fiel al nihilismo,
porque la brisa no me ha de besar.

Hoy me convierto en ladrón
al robarle algo de aire.
Y hoy me convierto en esclavo
porque su verdad sometió mi verdad.

¿Por qué se convirtió en detractora de la inocencia?
¿Por qué sólo recuerdo su silueta de brisa?


He de seguir el camino
sinuoso, oscuro y enviciante,
al que sus manos no me quieren guiar
con dirección al desasosiego.

 ¿Querrá atraer mi odio, rifando besos sin darme un número?

jueves, 5 de mayo de 2011

Humo.

Hoy conseguí con el humo
calmar la nostalgia ardiente
que acarrea haber recibido besos de fuego
para un alma en ascuas.

miércoles, 4 de mayo de 2011

Visitante.

Visitante de los interiores arriba,
nutre su cuerpo con naranjas
y es culpada de inocencia.

Visitante del aire es expoliado,
tiene un cuerpo sin alas
y su mente es de gorrión.

Visitante del alba se nubla,
cubren su cuerpo con ingenuidad
y con el blanco más blanco.

martes, 3 de mayo de 2011

Hambre y pétalo.

El agua pasa y sigue sin extinguirse el hambre.
Y sigue vigente el deseo de morder con su boca.
Todo lo que queda son imágenes que no dejan de bailar.
Los sueños están bajo la hegemonía del carmín más vil.
Las entrañas la extrañan;
Las paredes se hinchan hasta dejarme inmóvil.
El alma, vencida, sólo ansía el beso, la espada y la tierra.
Desea el alimento proporcionado por un pétalo.
Y desea morder con su boca.

Florecer la nube.

Jorge le dio a su dios la noticia.
Hoy una flor rosa tomó forma de lluvia;
sus infinitos dedos apaciguaron la reclusión.

Jorge le dio a su dios la noticia
y por un instante los  apunados árboles
fueron testigos del trueno sublime.

Jorge le dio a su dios la noticia 
en un cuarto vestido para resguardar a la nueva nube
que será agua, rayo e instrumento del viento.

lunes, 2 de mayo de 2011

Disparates libres.

La razón duele cuando se pelea con el pulso.
Sólo son dos perdedores asistiendo a mi extravío. 

Hay una plaga que levita en las entrañas del deseo.
El tiempo la torna de rosa a rojo y luego a negro.