Páginas

viernes, 15 de marzo de 2013

Saltando

A vos, estalactita, ¿podría algún hombre de ciudad alcanzarte?. Jamás hemos de ser un pilar. Un sueño sólo hecho realidad para los mineros de la noche. Aquellos siniestros y beligerantes que te tomarán con sus instrumentos para cazar aves petrificadas en pleno vuelo.

No hay comentarios: