Páginas

martes, 19 de julio de 2016

Carne o Hiel.

Hoy la noche es mi enemiga.
Por primera vez, me quiere ver muerto.
La combato, fútilmente.
La noche ha ganado sin espadas.

Ella no me trae noticias tuyas.
Si es que has desnudado una rosa.
Si es que descubriste el oro en un moro.

Ella no dice nada, su silencio es una flecha.
Si sacrifiaste una torre o una reina.
Si has cenado carne o hiel.

Ella no indica nada, es gélida como un témpano.
Más fría que la piel lejos del fogón.
Fría como un alma entre los pasillos.

Ella se está yendo y se va contigo.
Y si volverás impar o par.
Y si suspirarás como siempre o de otra forma.

Ella no me alertará, ya se va.
Se va con mis manos y ya no toco.
Se va con mi cabeza y ya no razono.

Ella me deja solo, escribiendo con mis pies.
Y si retornarás indemne o pertrbada;
o si ya no habrá más de ti para mi vigilia;
La noche no dirá nada, me quiere ver muerto.

No hay comentarios: